¿Cuál es el texto impreso más antiguo del mundo?

Sabías que el texto impreso más antiguo del mundo recoge las palabras de Buda?

Este documento conocido como el sutra del Diamante, fue escrito en sánscrito, la antigua lengua sagrada de la India, y recopila los sermones de Siddhartha Gautama (Buda), fundador de una de las religiones más seguidas del mundo hace unos 2.500 años.
La historia de este excepcional documento así como la de su protagonista, es bastante curiosa.
¿Quién fue Buda?
 Su nombre real era Siddhartha Gautama y nació en el año 566 dentro de una familia de la realeza hindú. Se han encontrado evidencias arqueológicas de su existencia pero poco se sabe con certeza de su vida. Según cuenta la biografía mas aceptada, llena de mitos y leyendas, tras vivir entre el lujo y la riqueza con 29 años tuvo una revelación espiritual que le hizo renunciar a todo lo material, sacrificando desde entonces su vida a la meditación y la “privación total” base fundamental de su doctrina.

Esta alcanzaría una gran difusión en el continente asiático gracias a la sencillez de sus ideas. El budismo, al contrario que otras religiones, no busca una relación personal con la deidad sino que es una auténtica filosofía de vida. El individuo se convierte en su propio maestro al buscar la santidad con la meditación trascendental, la moralidad y la sabiduría, respetando todos los seres de la naturaleza para llegar a la verdad absoluta o Nirvana.
Es por tanto una nueva espiritualidad que se aleja de la creencia en un dios imaginario, puesto que Buda no es un profeta sino un ser humano, y su nombre hace referencia a “alguien que está despierto”, “alguien que ha visto la luz”, es decir un Ser Iluminado que conoce la verdad de la Vida.
Su figura se convierte en modelo a seguir para sus fieles pero en realidad, no existe adoración hacia su persona.
En cuanto a la Sutra del Diamante, por qué es tan interesante?

Porque Buda nunca dejó escritos de su doctrina, sino que sus discípulos memorizaron cada una de sus palabras transmitidas de forma oral de generación en generación. Algo muy parecido a lo que sucedió con las doctrinas de Mahoma y el Corán.

Con el paso del tiempo, de la memoria se pasó a la escritura, y fueron surgiendo las llamadas “sutra” o discursos sagrados considerados por sus fieles realmente “la palabra de Buda”. Algunas de sus historias nunca ocurrieron de verdad, pero servirían para transmitir la doctrina budista a través de metáforas que a veces son de difícil interpretación.
Suelen comenzar con la frase ” Así he oído”, expresadas en prosa y en primera persona.

File:Subhuti diamond sutra detail retouched.jpeg

Las sutras tuvieron gran difusión en el continente asiático gracias al comercio a través de la Ruta de la Seda. Un de estos discursos fue traducido a lengua china hacia el año 400 por un monje indio conocido como Kumarajiva, del que se haría una copia en el siglo IX por Wang Jie. Este es el ejemplar que ha llegado hasta nuestros días casi por casualidad.
Durante siglos la Sutra del Diamante permaneció oculta dentro de una gruta sellada en la región de Dunhuang. Este lugar, parada obligada de la conocida Ruta de la Seda, supone un impresionante conjunto religioso compuesto por numerosas cueva y templos de gran valor artístico y espiritual que fue redescubierto para la historia a principios del siglo XX. En una de esas grutas apareció intacto nuestro texto.
Compuesto por siete tiras de papel encolado, es sorprendente como fue impreso con bloques de madera tallados siglos antes de que Güttemberg inventara la imprenta. Estamos por tanto ante un documento único de gran valor, que hoy podemos disfrutar en la British Library de Londres.

Por lo que sabemos, esta joya escrita fue muy popular en su época puesto que era bastante fácil de memorizar ya que su canto apenas duraría 40 minutos.
Hay que tener en cuenta que una de las partes más importantes del ritual budista es la recitación de salmos, que ayudan al budista no solo a la meditación sino a elevar su espíritu hasta el Nirvana con la liberación del cuerpo y la mente del mundo terrenal, y este el sutra era sencillo de recitar.
Existe una importante colección de sutras, algunos de gran extensión, con nombres tan sugerentes como el “sutra de la Tierra de la Felicidad“, el “sutra de la Iluminación Dorada“, o el “sutra del Loto” este último con más de ochenta mil palabras. Todos ellos pueden leerse o recitarse de memoria para cultivar no solo la mente sino también el cuerpo y el alma, y en la mayoría de los casos es mejor hacerlo en grupo como hacen los monjes budistas para conseguir una mayor concentración.
Como curiosidad destacar que en la actualidad, el budismo tiene unos 500 millones de seguidores en todo el mundo, que ha tenido una gran difusión en los últimos años y que se ha convertido en una de las religiones más importantes.

 

Fuentes: http://www.nationalgeographic.com/ http://www.bl.uk /www.spanish.dharmadrum.org
Imágenes: Creative Commons.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s